Ir al contenido principal

Cómo ver en orden la saga Las Crónicas de Riddick

He de confesar que mi universo expandido o saga de películas favoritas podría ser esta de Riddick, junto con la saga Alien. Por supuesto, ese toque badass que tiene Riddick me encanta, al que parece que todo le resbala, y que siempre tiene la situación bajo control, por muchos enemigos que haya alrededor, y por grande que sean las amenazas. Desgraciadamente, esta saga no ha visto demasiadas películas, tres, más un mediometraje y una película de animación, a la que hay que sumar la cuarta película que con un poco de suerte verán nuestros ojos (no operados). Tanto Vin Diesel como David Twohy, el director y guionista de la serie, han anunciado que el proyecto sigue adelante. A continuación realizo un repaso nada exhaustivo por las películas, y el corto, y el orden en el que verlas. He obviado los dos videojuegos aparecidos, siendo estos los primeros en la línea cronólogica . Este artículo lo iré actualizando a medida que vayan apareciendo nuevas películas o vaya realizando las reseñas de

Seinfeld, 500 millones y la burbuja que se esta gestando


Los servicios de streaming necesitan de surtirse de nuevo contenido de calidad constantemente, pero que por lo general estos tienen costes de producción desmesurados como veremos mas adelante, o un coste para licenciarlo absurdamente alto. Pensaba que el coste de licenciar una película o serie sería mas económico que producir una obra, pero la noticia sobre la llegada de Seinfeld a Netflix me ha mostrado lo equivocado que estaba.

Hemos sabido recientemente que Netflix se ha hecho con los derechos de emisión por cuatro años de Seinfeld por 500 millones; pero ahí no acaba la cosa, ya que dos grandes servicios de streaming como HBO y NBC se han hecho con los derechos de Friends y The Office por 425 y 500 millones respectivamente. Son cifras escandalosas, y habría que ver si les sale rentable pagar esas cantidades, que en otras ocasiones llegan a ser absolutamente absurdas.

Al preparar este artículo me he encontrado con muchos temas e información a abordar, y espero hacerlo correctamente, ya que quiero hablar de todo porque una cosa retroalimenta a la otra. Empezaré hablando de la nostalgia, eso que nos hace creer que nuestro pasado fue mejor de lo que en realidad fue, y que nos hace añorar momentos que se fueron. de las tres series mencionadas en el párrafo anterior dos de ellas son de los noventa, mientras que la otra es de los primeros años de los 2000.


Con Friends sucede algo curioso, ya que sigue siendo una de las series mas vistas en la actualidad, con incluso mejores ratings que cuando se emitía, e incluso hay gente perdiendo su trabajo por hacer una maratón de la serie en el mismo. Las razones por las que Friends o cualquier otra sitcom son tan vistas es el factor nostalgia, además son fáciles de consumir y retrotraen al espectador a una época pasada, con los consiguientes buenos recuerdos.

No estoy seguro que esto sea bueno para la industria, es cierto que se da valor a aquella producción que cuenta con calidad, independientemente de lo antigua que sea. El problema es que aquellas series por las que se pagan cantidades mas altas en forma de derechos son generalmente sitcoms o que cuentan con el factor nostalgia, lo que no significa que sean las mejores, sino que son muy demandadas por los usuarios por su fácil consumo.

LA BURBUJA DE LAS SERIES

Después nos encontramos con otro problema, la gran cantidad de series que se estrenan al año, acercándose a convertirse esto en una burbuja. Por ejemplo en el año 2018 se estrenaron cerca de 500 series, 160 de ellas siendo producidas por los servicios de streaming. Aquí tengo menos dudas de si esto es bueno, ya que creo que sería mejor estrenar menos series pero de mas calidad.

También hay un problema con el inmenso número de series que llegan a las plataformas digitales, ya que  inevitablemente gran parte será irrelevante, llenando la plataforma de contenido basura o poco interesante. Si, tienes mucho, muchísimo contenido, pero de poca calidad, y que hace mas difícil encontrar lo que realmente te interesa. Tan solo tenéis que entrar en una plataforma como Netflix y ver la cantidad de contenido propio que tiene, y que para sorpresa de nadie, son las que primero aparecen en las búsquedas o recomendaciones.


Además del gran número de producciones nos encontramos el problema del coste desmesurado de algunas de ellas. Tenemos un ejemplo de ello en Bright, la película protagonizada por Will Smith, que ha costado 90 millones, aunque no es el único ejemplo, como demuestra también la futura 6 Underground que tiene un coste de producción de 127 millones de dólares. The Irishman por su parte tiene un coste de producción de entre 160 y 200 millones, según la fuente. ¿Es esto sostenible? Pues no lo se. Pero desde luego no parece muy saludable gastarse esta enorme cantidad de dinero.

No tengo datos sobre el coste de producción de una serie, pero si que he encontrado unos datos de la firma Jumpshot sobre cuales son las series mas vistas en Netflix. Resulta que las series que prefiere ver la gente son producciones ajenas, debiendo bajar bastante en el listado para encontrar una producción propia de Netflix, en este caso BoJack Horseman. Esto me hace preguntarme si es necesario crear tantas series para que después no sean muy consumidas.

Así que nos encontramos en un momento en el que puede estar gestándose una burbuja, donde encontramos por un lado las enormes cantidades pagadas para adquirir derechos y también en creación de producciones propias, y por otro al excesivo número de series producidas al año. Veremos si esto es sostenible en el tiempo y si es una buena estrategia de los servicios VOD, o acaba siendo perjudicial, con lo cual los usuarios nos veremos afectados.

NOTA: En este artículo hablo mucho mas de Netflix que de las otras VOD, pero es porque al tenerla contratada puedo hablar con conocimiento, teniendo que buscar información sobre las demás.

Comentarios