Ir al contenido principal

Cómo ver en orden la saga Las Crónicas de Riddick

He de confesar que mi universo expandido o saga de películas favoritas podría ser esta de Riddick, junto con la saga Alien. Por supuesto, ese toque badass que tiene Riddick me encanta, al que parece que todo le resbala, y que siempre tiene la situación bajo control, por muchos enemigos que haya alrededor, y por grande que sean las amenazas. Desgraciadamente, esta saga no ha visto demasiadas películas, tres, más un mediometraje y una película de animación, a la que hay que sumar la cuarta película que con un poco de suerte verán nuestros ojos (no operados). Tanto Vin Diesel como David Twohy, el director y guionista de la serie, han anunciado que el proyecto sigue adelante. A continuación realizo un repaso nada exhaustivo por las películas, y el corto, y el orden en el que verlas. He obviado los dos videojuegos aparecidos, siendo estos los primeros en la línea cronólogica . Este artículo lo iré actualizando a medida que vayan apareciendo nuevas películas o vaya realizando las reseñas de

Star Wars: El Despertar de la Fuerza es de lo peor de la saga

No tenía pensado realizar la reseña de esta Star Wars: El Despertar de la Fuerza, pero he decidido hacerla, al igual que el episodio VIII y IX. En un principio no tenía pensado hacer las reseñas de estas películas, ni siquiera verlas, pero al final lo voy a hacer, aunque ya advierto que no van a ser unas críticas muy favorables.

En su momento lo dije cuando realicé un artículo hablando de como Disney había podido devaluar tanto a una franquicia como Star Wars, el mayor problema de esta tercera trilogía es no saber el que nos quieren contar y a donde nos quieren llevar. Vale que ha habido dos directores, pero el problema es que los dos han querido añadir o quitar elementos lo que termina por que el resultado sea poco congruente.

Este episodio VII fue dirigido por J.J. Abrams y producida por Kathleen Kennedy, tuvo un recibimiento en taquilla que no fue realmente malo, recaudó más de dos mil millones, aunque donde estuvo el problema es en la dirección que le dieron a esta primera película de la trilogía, y que se seguiría con el episodio VIII y IX.

Aparte, este episodio VII tiene otro problema, y también las otras dos películas de la trilogía, y es su falta de sentido, el que parece que están improvisando sobre la marcha. En este episodio tal vez esto no es tan evidente, pero hay secuencias carentes de sentido o muy forzadas, como cuando Kylo Ren mata a su padre o con el viaje al planeta en donde se encuentra el sable de luz de Luke.

Como dije antes, este episodio VII es pésima como parte de la saga Star Wars, y mala como producto independiente. Como película podría haberse salvado, si nos hubiera ofrecido algo con sentido, y buenas escenas de acción y un villano a la altura. No tenemos nada de eso, en vez de esto  nos han dado un malo patético y una historia insulsa. Lo que si que esta a la altura son los efectos especiales, aunque se da por hecho que van a ser espectaculares.

KYLO REN ES UN SITH PATÉTICO

Otro de los grandes problemas de este Despertar de la Fuerza es su villano, Kylo Ren, que es un sith bastante mierder, sin carisma e incapaz de ganar a una novata como Rey, de esto ya hablaré un poco más adelante. La incapacidad de crear un gran villano, de que sea realmente malvado y memorable, es una tendencia de Disney el hacer que estos transiten entre una medianía que no los convierte en totalmente malvados, y que acaba por ser convertirlos en casi insignificantes.

En este episodio VII nos muestra como Kylo Ren tiene un conflicto interno, debatiéndose entre el recuerdo de su abuelo, Darth Vader. Esto nos da como resultado algo totalmente prescindible: un sith con moralidad. Cuando pensamos en un sith queremos ver a alguien malvado, como el propio Darth Vader o mi sith favorito, Darth Maul.

Cuando pensamos en un sith, o en un jedi, se nos viene a la mente alguien que no tiene dudas sobre el camino que ha elegido, y que actúa en consecuencia. Los sith no tienen remordimientos, o no deberían tenerlos, y por tanto las dudas que pudieran tener le son totalmente ajenas. Son amorales, y el sufrimiento que puedan causar sus actos totalmente irrelevantes para cumplir su cometido.

El que esta Despertar de la Fuerza tenga a un sith como Kylo Ren me parece una analogía perfecta de lo que es: algo que divaga, que no tiene nada claro y que actúa de forma errática. 

NO ME TIRES DE LA LENGUA (DEMASIADO) CON REY


Otro de los problemas de este episodio VII es no contar con un personaje principal a la altura, que sea tan poco carismática, y que prácticamente no tenga ningún problema en dominar la fuerza y en vencer a un sith sin haber entrenado. Sobre esto no me voy a repetir más para no hacerme repetitivo, pero todos los siths y jedis han tenido que pasar por un duro entrenamiento para llegar a lo que son.

El problema con Rey es que tiene el mismo carisma que una piedra, no es que lo haga mal, pero es que nunca llega a resultar creíble, a diferencia de Felicity Jones en Rogue One, en donde hace un gran papel. Por ejemplo todos los jedis anteriores han tenido que pasar por diferentes pruebas y sucesos que les han llevado adonde están.

No es que Rey no tenga problemas y luchas internas, que las tiene, lo que ocurre es que parece es que llegado el momento superará todos los obstáculos a los que se enfrente.

En definitiva, esta Star Wars: El Despertar de la Fuerza me ha parecido una mala película, y flojísima como parte de la saga a la que pertenece. Tiene algunos buenos momentos, como la batalla aérea en la nueva estación y alguno más. El episodio VIII fue incluso peor que esta película, aunque consiguió remontar con el episodio IX, pero estando muy lejos de lo que se espera de una franquicia como Star Wars.